19 de febrero de 2012

Tormenta en mi cabeza.

 La verdad que esta vez nose bien como comenzar, ni se como explicar cual es el cambio. Mi esmalte rojo a mi izquierda, y el quitasmalte a la derecha, todo como siempre, todo igual.
 Detrás mio mi cama, en la que anoche la almohada empape de lagrimas siempre por el mismo motivo, problemas con soluciones que no puedo contestarme.Como de costumbre baje la escalera de 16 escalones de madera, abrí la heladera y me serví un bazo de agua, la cerré, y procedí a sentarme un rato en el sillón, tenia sueño pero no el suficiente como para dormir, son las 3:38 a.m. 
 Ahora quiero recordar un manojo de momentos antes de dormir, pero no quiero llorar. Intentare no recordar.
Miro mis uñas, observo con preferencia mis cutículas, igual que ayer y que el día anterior. Mastico una galleta de soledad con sabor agridulce. Voy a recostarme, y cerrar mis ojos, no hay olor en el aire, ahora solo quiero saborear la humedad cuando llueve, pero no llueve y es una lastima.Quiero hacer algo conmigo, pero ya es muy tarde y me incorporo a un dolor un poco pesado, extraño el ayer, pero no debo hablar de eso.
 Solo me despediré con un final que solo es el comienzo.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario