7 de enero de 2014

 Aveces pienso que Dios esta jugando algún especie de juego conmigo, mirándome desde el cielo, riéndose e intentando ver cuanto puedo aguantar, porque la forma en que la que las cosas me están saliendo parece una broma.
 Nadie ha tenido más tiros fallidos a la luna que yo, es como si mi vida estuviera atascada en el botón de rebobinado, trato de tener éxito pero la vida tiene otra idea en mente, siempre me encuentro luchando por una causa perdida, esperando el momento indicado, tú no estarás conmigo, sí, eso me ha quedado muy en claro, ya no voy a insistir. En un pasado compre todas tus mentiras, pero ya no más ¿Por qué intentas venderme más?
 Un hombre que hace una bestia de si mismo no tiene nada que perder, ya he vendido mi alma, no queda nada que escoger. Estoy cansada, cansada de lamentarme.
 Ahora estoy caminando por las calles, ya no tienes nada más que decir, me estoy hundiendo, volví a beber, ahora ya tengo derecho a ser mala y tu dices que quieres verme ¡Cállate!, ya no quiero escuchar otra de tus opiniones sobre mi, no soy quien crees que soy, solo sabes que sonrió pero no estoy feliz.
 Estoy tan ida que no puedo apagar mi mente, es como la bomba de un reloj haciendo tic-tac, me intenta matar desde adentro ¿Acaso no existe ningún tipo de remedio para el recuerdo?
 De todas formas ya me he sentido así antes, he conocido las profundidades de la desesperación absoluta, siempre me han dicho que parezco como una de esas actrices antiguas con la soledad de ocupación y sé que tienen razón pero eso ya no me importa, quiero ser mala, ya no puedo frenarlo, estoy corriendo como una loca ¿Como podría escapar de aquí si no hay nada a millas? Un hombre que hace una bestia de si mismo no tiene nada que perder, ya he vendido mi alma, no queda nada que escoger. Estoy cansada, cansada de lamentarme.

29 de diciembre de 2013

"Con vos aprendí a encontrarme y a soportar el dolor
que me toco cuando esta vida me pateó
y te repito que vos sos el fin y el principio de lo que soy. " ♥

No estoy lista para dejar que se valla.

26 de diciembre de 2013

No soy del tipo de las que le rompen el corazón 
No soy del tipo de las que se disgustan y lloran 
Porque nunca deje mi corazón abierto 
Nunca me lastimó decir adiós 
Nunca me involucre profundamente 
Nunca me di entera en el amor 
Alguno puede decir que lo ame de verdad 
Pero al tiempo ya no me importaba 

Romperé tu corazón, porque me hiciste llorar.

Sé que tú aun no te has hecho a la idea, pero yo nunca te haría daño. Lo sé desde el momento en el que nos conocimos, sin duda perteneces a mi.

Luz

Amo mirarte de lejos,
amo tus ojos, tu piel.
Amo tu amor,
amo tu confusión
amo tu felicidad,
amo cuando no sabes que decir,
amo cuando me sonreís
cuando bajas la mirada,
cuando me besas,
amo tus abrazos,
amo el sol que vive dentro de tu corazón.

Es que te amo tanto,
tanto que duele,
como una puñalada
muy dentro del mí.

Rompería cada muro que me aleja
más y más,
cada minuto que nos separa,
que no me deja verte, esperándome.

Siempre quise tener un alma eléctrica
como la de él,
brillando en la oscuridad
contra todo aquel que quiera derivarlo.

Por eso te esperaré,
hasta que el sol se apagué
hasta que llegue la mañana.

12 de diciembre de 2013

 Me partió el corazón,abrió un agujero por el que podías ver ángeles llorando, esperaría por ti siete vidas, recibiría 400 golpes, dime que lo pensarás, al menos que me llamarás cuando acabe el invierno. 

7 de noviembre de 2013

Terminé con él porque no podía ayudarme con mi mente. Todo el día pienso en cosas pero nada parece satisfacerme, pienso que perderé mi mente si no hallo algo para pacificarla. ¿Puedes ayudarme a ocupar mi cerebro? Necesito a alguien que me muestre las cosas de la vida que no puedo hallar, no puedo ver las cosas que hacen la felicidad. 

27 de octubre de 2013

Cada palabra que dijiste,
cada una de ellas
quedaron girando por mi cabeza
merodeando y merodeando

24 de octubre de 2013

 Y debo decir que confío plenamente en la casualidad de haberte conocido.
 Que nunca intentaré olvidarte, y que si lo hiciera, no lo lograría.
 Que me encanta mirarte y que te hago mío con solo verte de lejos. 
 Que adoro tus lunares y que tu pecho me parece el paraíso.
 Que no fuiste el amor de mi vida, ni de mis días, ni de mi momento.
 Pero que te quise, que te quiero, que aunque estemos destinados a no ser aún te recuerdo.